El presente del pasado

0

img_2128

Bitácora 3. Trabaja en silencio, no necesita demasiada forma física; pero tiene que tener una paciencia a prueba de bombas. Sus avances se cuentan por centímetros cuadrados y trabaja junto a unas decenas de compañeros en la Hacienda Valle Umbroso en el Valle Sur. Esta hacienda, construida sobre muros incas, es ahora el centro de restauración de pinturas y tallas barrocas del Instituto Nacional de Cultura. Seguimos rumbo a la selva, a más de 500 kilómetros del objetivo, y sin abandonar aún las tierras altas.

Publicar una respuesta